Saltar al contenido
El Rincón de Netflix

Netflix Kitchen Stories: Great British Menu

Netflix Kitchen Stories: Great British Menu Netflix

Great British Menu” es un realitie de televisión donde algunos de los chefs más importantes de Gran Bretaña preparan sus mejores platos. El objetivo es poder presentarlos en grandes banquetes y eventos.

Tiene una única temporada, estrenada en el 2012. Protagonizada por Wendy Lloyd, sus capítulos rondan los 30 min., a excepción de los 5 últimos que doblan su duración.

¿Carne o pescado?

En este realitie, tenemos el privilegio de ver a algunas de las grandes figuras de la cocina de Gran Bretaña cómo llevan al límite su pasión para optar al puesto del chef encargado del banquete de los Juegos Olímpicos de Londres.

En esta competición somos testigos de tan suculentos platos tanto de pescado como de cerdo, así como postres de deleite. Para haceros una idea, se pone en bandeja unos buenos entrantes como terrina de pato y piña, carrilleras de cerdo guisadas o pechuga de pichón ahumada. Ternera a la brasa, redondo de ternera y lomo de cordero con mollejas compiten como platos principales. Además, hay que añadirle platos como papada de cerdo y pechuga de pichón. pechuga de pato, el pollo escalfado y el lomo de cordero al cilantro.

Si eres menos de carne y más de pescado, en “Great British Menu” se  incluyen platos como caballa a la plancha, rape, salmonete, y fletán escalfado. A medida que se avanza en la competición, los chef asumen mas complejidad. Pasamos de propuestas de pescado tradicional como rodaballo y raya, salmón, abadejo o pulpo a sumergirnos en el mundo del marisco.

Nos iremos bien servidos de langosta, canelones de cangrejo y vieiras, rape se enfrenta a uno de caballa con rábano y salsa de ostras.

Curiosidades gastronómicas

Hay platos principales dignos de destacar como la carne Dexter con caracoles y cabeza de cerdo ahumada, los huevos de codorniz las mollejas de cerdo. Además, el pato asado de Lissara o el “cordero primaveral saltarín”, llaman nuestra curiosidad.

Otras opciones nos parecieron bastantes ingeniosas como los entrantes con foie-gras en helado y en terrina, el parfait helado de hígado, el plato de raviolis de codorniz, junta a una tostada de trufa con brie galés.

Así, hay nombres de entrantes que no pasaran desapercibidos como el Hog’s pudding con maridaje de algas y remolacha con queso de cabra, el “Pollo del deseo” y la tarta de flor de saúco y limón.

Al rico postre

Los postres siempre van a la ultima ronda y son ellos los que juegan darnos el listín alto. Así, somos observadores de exquisiteces como: el Eton mess, la tarta de remolacha, la crema de espino amarillo, rollos de frambuesa y estragón y un feuilletine de piña.

Cerca de la final, remataron con postres como: púdines, suflé de fresa y natillas de chocolate y ruibarbo, pastel de pistacho, sorbete de manzana y “la antorcha”, suflé de ruibarbo y natillas y merengue de limón. Tambien estuvo presente el eterno helado de maracuyá y la clásica tarta de queso con frambuesa y limón, entre otros.

Después de todo lo dicho querrás saber quien ganó definitivamente la competición y cual fue el menú olímpico. Para saberlo y saciarte la gula con la vista, te invitamos al festín “Great British Menu”.

Netflix Kitchen Stories: Great British Menu
¿Te ha gustado?