Saltar al contenido
El Rincón de Netflix

Space Jam. El sabor de la infancia. Mejores Películas Netflix

Space Jam. El sabor de la infancia Mejores Películas Netflix

Netflix añadió recientemente una de las películas más icónicas de la década de los noventa: Space Jam. No hace mucho tiempo escribía sobre las grandes obras audiovisuales baloncestísticas con las que contaba la plataforma de streaming. Pese a que pocos pueden rivalizar con Coach Carter, Space Jam tiene algo especial, algo que la eleva como el mismísimo salto de Michael Jordan. Afortunadamente ya podemos disfrutar, una vez más, de este mito de la gran pantalla.

Looney Tunes y Michael Jordan

Pocas cosas llaman más la atención que esta poderosa combinación. Space Jam cuenta como protagonistas con este carismático grupo de dibujos animados y con el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos; algo que le hace irresistible. Space Jam fue estrenada en 1997 y rodada un año antes (el momento cumbre de la carrera de Michael Jordan).

El 23 de los Chicago Bulls acaba de ganar su cuarto anillo de la NBA. Aquí es donde se inicia la historia de Space Jam; con Jordan anunciando su retiro del baloncesto y uniéndose a la liga profesional de béisbol. Mientras Jordan vive el deporte de una manera muy distinta a lo que está habituado, en el espacio está sucediendo algo muy importante.

Los Monstars, unos pequeños y malvados alienígenas son enviados a la tierra para esclavizar a los Looney Tunes. Todo acaba derivando en una loca apuesta a un partido de baloncesto. Jordan deberá abandonar su nueva vida para volver a atarse las zapatillas y ayudar al Pato Lucas y compañía. 

Una película especial

Space Jam fue la película de nuestra infancia o al menos ese es mi caso. Yo me crié con los Looney Tunes; el rápido Correcaminos, el loco Diablo de Tasmania, el siempre ingenioso Bugs Bunny, etc. Todos ellos me hicieron reír y soñar. Todo esto, unido a contemplar a la figura más mediática de la época, fue lo que me hizo enamorarme de está película. El juntar a dos iconos en la gran pantalla fue todo un reto a nivel técnico.

Estamos hablando de la década de los noventa, donde los efectos especiales de las grandes producciones aún estaban muy lejos del nivel actual. Para solventar todas estas incapacidades, Space Jam hizo todo un esfuerzo de producción. Los planos que se utilizan al juntar los dibujos animados y a Michael Jordan son muy peculiares y llamativos. El uso de primeros planos y demás técnicas cinematográficas brinda un aura especial a esta película.

El poder de la nostalgia que se evoca al ver esta película es tan potente que uno es capaz de perdonar todos esos «fallos» técnicos en favor del divertimento que causa ver a Bugs Bunny.

Resumiendo, Space Jam es de esas películas que pese a tener un carácter infantil y poco complejo, es de necesidad verla al menos una vez en la vida. Por lo que significo su estreno, por las consecuencias que tuvo a posteriori y por el mito creado alrededor de su figura con el paso del tiempo. Además, Space Jam 2 comenzará a rodarse este mismo año. A los mandos estará LeBon James. No podemos esperar a verla.

Puntuaciones

Space Jam. El sabor de la infancia. Mejores Películas Netflix
4 (80%) 1 vote[s]