Saltar al contenido
El Rincón de Netflix

Atípico (Atypical)

Atípico (Atypical) Netflix

Buenos días netflixeros, después de un tiempo vuelvo a las andadas y esta vez para hablaros de Atípico (Atypical), el gran acierto de Netflix

¿Cómo descubrí Atípico (Atypical)?

Hay veces que te quedas mirando la pantalla de tu ordenador, móvil  o tablet, contemplando una y otra vez la lista interminable de series y películas que ofrece Netflix, buscando algo que nos parezca divertido, – sin apenas haber mirado la sinopsis-.

Esta fue la relación que se creó entre Atípico (Atypical) y yo, pensando que iba a ser la típica serie juvenil, de chiste fácil, pero cuándo, empiezas la serie y de repente Sam (Keir Gilchrist) dice que quiere ver pechos, las sospechas de serie de chiste fácil se confirma, pero afortunadamente, el niño y la serie pronto nos sorprenden con una trama suave, pero necesaria para todo ser humano.

¿Tiene relación Atípico con Por Trece Razones?

En marzo de ese mismo año Netflix nos sorprendió con 13 Reasons Why, producción original de Netflix basada en el libro homónimo de Jay Asher. Contándonos las consecuencias del bullying como objetivo principal, la serie encantó al mundo entero y abrió los ojos de muchos para la gravedad del problema.

Cómo le pasó a Hannah Baker, Sam Gardner se ve obligado a encarar el preconcepto y el juicio de buena parte de los alumnos de su escuela, sufriendo en la piel el peso de la intolerancia de las personas.

Autismo, Sam y Casey los protagonistas de Atípico

Gran parte del público – como yo – no ha convivido diariamente con una persona en el espectro autista, conociendo sólo lo que nos cuentan de manera errónea y equivocada. Sin la información correcta, damos la espalda o lo tratamos como un ser de otro mundo. La primera lección que aprendí de la serie: ellos no son de otro mundo, tan sólo ven el nuestro de una manera diferente.

Sam nos llevará a lo más profundo de sus pensamientos desde el primer momento, lidiando con situaciones de su propia manera y divirtiéndonos con sus palabras complejas y rebuscadas. En el momento en que él representa el lado nerd de la familia, su hermana Casey (Brigette Lundy-Paine) es la hija rebelde y del contra, dispuesta a todo para defender a su hermano, que a pesar de la madurez avanzada para sus 18 años, es extremadamente ingenuo en los asuntos sociales.

Ambos, construirán una hermosa y pura relación de compañerismo y hermandad, y muestran para todos que nadie en este mundo llega a ser completamente normal. Para completar la familia tenemos a Elsa (Jennifer Jason Leigh), la madre superprotectora que hace de todo para defender al hijo – aunque acabe por olvidar que no es hijo único. En contraste está el padre divertido y sonriente de los dos, Doug (Michael Rapaport), buscando siempre agradar a todos y lamentándose por haber sido un padre ausente en la vida del hijo.

Lo que me gustó de Atípico (Atypical)

Lo que más me gustó en Atípico (Atypical) fue la excelente forma como la serie fue construida, buscando encajar importantes lecciones en medio de su trama adolescente. Somos conscientes de que Sam no representa todos los casos ni todas las etapas del autismo, pero sólo el hecho de existir algo sobre este tema ya debe ser considerado un avance.

Cada personaje fue muy bien definido, desde el novio de Casey, Evan (Graham Rogers), hasta el mejor amigo de Sam, Zahid (Nik Dodani), responsable de buena parte de nuestras risas. Al cierre del elenco principal, Julia (Amy Okuda) y Paige (Jenna Boyd), respectivamente, la terapeuta y la novia de Sam.

A medida que Julia enseña a las personas cómo lidiar con Sam, tenía la sensación de sentirme un alumno, descubriendo cómo lidiar con diversas situaciones involucrando a una persona con autismo. Son con ella que surgen los diálogos “didácticos” de la serie, desarrollados de manera que no molesten al público. Paige a su vez es el lado romántico, desarrollando un interés puro y sincero por Sam, enseñándonos de su propia manera que es posible convivir todos juntos en un solo lugar.

¿Serie para maratón? ¿Sí o no?

A pesar de tener sólo ocho episodios, desgraciadamente, Atípico es el tipo de serie para hacer un buen maratón  (porque no puedes parar de ver). Las escenas fluyen frente a nuestros ojos y se desarrollan de manera deliciosa e intensa al mismo tiempo. Me quedé impresionado con la interpretación de Keir Gilchrist y reconozco, que llegué a buscar en Google, si el actor tenía autismo.

Tanto actor y personaje, se merecen todos los elogios del por el éxito que la serie está teniendo en Netflix, interpretando de manera brillante al joven y encantador que es Sam. La inocencia, la ingenuidad, el amor comenzando a surgir, la pasión por la Antártida, la voluntad de aprender sobre el mundo y su intento de sonreír son sólo pequeñas cosas transformadas en una sola persona, que al lado de su familia rige el divertido guión de Robia Rashid.

Si tuviera que poner una valoración diría que es un 10/10, Atípico me cautivó y enamoró.

Atípico (Atypical)
¿Te ha gustado?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies