Saltar al contenido
El Rincón de Netflix

Black Mirror

Desde que tenía 13 años me he sentido atraído por el cine. Una ceremonia de Oscars, de esas que en su momento emitía Televisión Española, fue mi primera llamada para ver películas. Con el paso de los tiempos pasé de verlas en el cine a verlas en VHS, del sonido estéreo al dolby digital, del DVD al Blu-ray, de aquella televisión de 28 pulgadas a pantalla plana de 42, y de ver sólo cine a ver, además, series de gran calidad. Y dentro de esta evolución audiovisual pasé de ver los contenidos desde dispositivos digitales a Netflix. Muy buenas a todos, mi nombre es José Luis y no soy crítico de cine y tampoco me dedico profesionalmente al mundillo audiovisual. Tampoco soy escritor ni periodista, simplemente soy un mero aficionado a las películas y las series que me encanta comentarlas para los que, como yo, disfrutamos tanto de este hobby. Así pues, aquí estaré para recomendar, junto con Santi, aquellas series y películas que iré viendo dentro del catálogo de Netflix, haciendo, de este modo, más extensa nuestras sugerencias. Como debut en el blog os traigo la serie Black Mirror, así que, espero que os guste.

El impacto de la Tecnología en la Sociedad

Difícil decisión la del primer post, pero creo que la elección ha sido acertada. Así que, allá voy: Desde hace unos años estamos sufriendo un bombardeo constante de nuevas tecnologías que nos hacen la vida, si cabe, algo más fácil. Pero, ¿qué consecuencias nos conllevaría tanta tecnología en el futuro? Partiendo de esta simple pregunta la serie Black Mirror nos abre los ojos para mostrarnos lo que podría ocurrir y que ese futuro puede ser mucho más negro que el que imaginamos.

A lo largo de los seis capítulos, que han cubierto sus dos temporadas hasta la fecha, más un especial de Navidad, nos podemos hacer una idea de lo que nos espera. Las redes sociales, las cámaras en el móvil, la comunicación por Internet, los chips cada vez más pequeños y los movimientos sociales, son algunos ejemplos de lo que abarca el territorio Black Mirror. La estética que utiliza la serie es la de una visión totalmente actual, huyendo por completo de la imagen que tenemos del futuro con coches volando y naves espaciales, generando, así, una sensación de agobio mucho mayor al pensar que eso que está ocurriendo en el episodio podría pasarle a cualquiera mañana mismo. Para que veáis a dónde quiere llegar Black Mirror, ya que todo esto que os estoy contando suena un poco raro, os formularé dos cuestiones: ¿Qué ocurriría si una empresa se ocupase de devolver a la vida, de forma virtual, a un ser querido basándose en todos los comentarios que ha dejado en las redes sociales? ¿Llegarías en algún momento a asumir que ya no está? El análisis a todo esto, en el capítulo 1 de la segunda temporada, llamado Vuelvo enseguida.

La Serie

La serie tiene la virtud de contarnos, en tan solo 45-50 minutos por episodio, una historia perfectamente estructurada que daría para toda una película de dos horas. No defraudan ninguno de los capítulos pero, por supuesto, los hay mejores y peores. A mí, personalmente, el que más me ha impactado, y el que me parece el mejor de todos, ha sido el segundo de la segunda temporada llamado ‘Oso blanco‘. No os quiero contar nada del argumento, lo mejor es que lo veáis.

Conclusión

En la era cinematográfica que estamos viviendo, donde la originalidad brilla por su ausencia, ver Black Mirror es toda una delicia. Nada de reboots ni adaptaciones literarias ni precuelas de películas famosas, éstas son historias originales con un gran guion y una dirección e interpretaciones excelentes. Como dato final destacar que Netflix continuará con la producción de más historias, pasando a ser serie original Netflix. Todavía no hay fecha de estreno oficial pero se la espera para finales de este mismo año 2016 y que esta tercera temporada constará de 12 episodios. Así pues si no quieres que te pille el toro, a ponerse al día con Black Mirror. Y tú ¿la has visto, qué te parece?

¿Te ha gustado?