Saltar al contenido
El Rincón de Netflix

Un Pequeño Favor. Mejores Películas Amazon Prime Video

Un Pequeño Favor. Mejores Películas Amazon Prime Video

Un pequeño favor, es una película que podéis encontrar en Amazon Prime Video, del año 2018, dirigida por Paul Feig y protagonizada por Anna Kendrick y Blake Lively. Stephanie (Anna Kendrick), es una bloguera viuda y madre de un chico que comparte aula con el hijo de Emily (Blake Lively) y Sean (Henry Golding, protagonista de Locamente millonarios). Las “citas de juegos” para los chicos son la excusa para que, entre martinis bien cargados de alcohol, las madres inicien una relación amistosa, casi confidente.

Un día, Emily le pide a Stephanie el pequeño favor del título: cuidar un rato a su hijo mientras soluciona unos problemas laborales de último momento. Ese rato se prolonga durante horas, y después días.

El Director

Paul Feig ha construido una filmografía cruzando universos femeninos con los mecanismos más habituales de la comedia. Así lo hizo en Chicas armadas y peligrosas (2013), Spy: una espía despistada (2015) y Cazafantasmas (2016). A eso le suma Un pequeño favor, una dosis de oscuridad y una trama más volcada al thriller que a la comedia pura.

Análisis de la trama

Un pequeño favor arranca con la sensibilidad y el timing de una comedia: una protagonista buena, inocente pero no tonta, que se contrapone a la seguridad avasallante de su contraparte. Pero lentamente las cosas comienzan a enturbiarse debido a la revelación de diversos secretos sobre ellas. Las chicas, lejos de la imagen de perfección que transmiten, esconden un pasado oscuro y tortuoso.

Feig irá abandonando ese tono cómico para abrazar el thriller siguiendo la investigación de Stephanie, al tiempo que el crecimiento en peso dramático del personaje de Sean sirve para elaborar un triángulo romántico que oscurece aún más la tonalidad del relato. Lentamente se irán colocando las piezas de un rompecabezas que involucra tanto el presente como el pasado de Emily.

Química de las protagonistas

Un pequeño favor no funcionaría si no existiese química entre Anna Kendrick y Blake Lively. Dos actrices con unas carreras muy diferentes, destacando la hiperactividad de la primera y lo poco que se deja ver la segunda. Eso ha llevado a difuminar en parte la buena imagen conseguida por Kendrick tras “Up in the air”, mientras que Lively ha conseguido justo lo contrario, que se la tome más en serio que antes.

Feig juega muy bien con el contraste entre ambas para crear una amistad improbable, desarrollando una química entre ambas que funciona en pequeñas dosis. Y es que los cimientos de Un pequeño favor se basan en la fascinación que siente el personaje interpretado por Kendrick hacia el de Lively, un misterio andante de lo más seductor que consigue que hagas o digas cosas que nunca sucederían en otro caso.

Ese embrujo hacia el personaje de Kendrick es algo que Feig intenta reproducir en el espectador de una forma sosegada. Apenas se nos dan detalles del personaje de Lively, y además recibimos varias señales de que hay algo raro ahí que cristalizan con su repentina desaparición. Ahí la película le toca transformarse para potenciar el misterio y la peculiar investigación que lleva Kendrick por su cuenta.

Sus debilidades

El director maneja con destreza los cambios de tono y el carácter ominoso que asoma en el trío protagonista. Pero el problema es que las costuras del guion se vuelven visibles. No le hubiera venido mal reducir, sobre todo en su última media hora, el encabezamiento de vueltas y contravueltas de la historia. Con algo más de concisión estaríamos hablando de una película menos manipulada y más orgánica que la que finalmente es.

Un pequeño favor tiene que jugar con multitud de elementos, por ejemplo, la comedia cuando Kendrick se encara con el jefe de Lively, y Feig logra dar un equilibrio bastante estimable que evita que haya altibajos de interés en función de en que toque centrarse en cada momento.

De hecho, la presencia constante del humor, aunque pocas veces concretada en diálogos o situaciones divertidas, de por sí es una de las claves para que uno se deje llevar por la soltura y el colorido de la película, incluso cuando la parte del misterio sí que va perdiendo gas a medida que todo se aclara, siendo el resto de elementos los que la sostienen.

Ese defecto es lo que realmente impide a Un pequeño favor llegar a otro nivel. La película tiene la elegancia visual, las buenas actuaciones y un ritmo fluido que le permite potenciar sus virtudes, pero siempre que toca hacer hincapié en elementos más serios, se nota que podría dar más de si en todos los sentidos.

Este punto es algo que tampoco molesta apenas durante el segundo acto, pero sí que provoca que la resolución, en la que no faltan las buenas ideas, se quede un poco a mitad de camino.

Conclusión

Un pequeño favor es un thriller sofisticado bastante que llama bastante al disfrute. Se apoya muy bien en la química entre sus dos protagonistas pero que, por desgracia, no da la talla cuando toca centrarse en la parte de suspense, evitando que la película sea más que un buen entretenimiento.

Un Pequeño Favor. Mejores Películas Amazon Prime Video
4.5 (90%) 2 vote[s]